Le diste vida a mi ilusión

 

Caminaba por senderos de palabras desolada sin rumbo alguno

imaginando un gran amor, el vacío me rodeaba.

Y te vi, allí de pie, sonriendo a cada una que entraba

compartiendo tu alegría de vivir, demostrando tu bondad.

 

Fueron dos o tres palabras las necesarias para saber

que tú eras quien buscaba, que tú eras con quien soñaba.

Y le diste vida a mi ilusión, me tomaste y salvaste el corazón

me envolviste entre tus brazos y me besaste en lo profundo de mi alma.

 

Y le diste vida a mi pasión, despertaste a esta vieja soñadora

me cubriste con tus alas y me salvaste de morir en la desolación.

No soy nada sin ti, sin ti nada hay para mi.

 

eres todo lo que quiero, todo con lo que sueño.

Me tomaste de la mano me pusiste en mi camino

y me acompañas paso a paso siempre a mi lado...siempre conmigo.

Me enseñaste a creer que los sueños pueden ser realidad

me enseñaste que el amor no hay fronteras ni temores.

Marian V.

25 de Diciembre 2003

 

     

 

  

 

 

Prohibida su reproducción, texto o imágenes.
By MarianDesigns © 2021